Estamos abiertos a recibir sugerencias y comentarios. Contáctanos: tocandopuertas20@gmail.com

viernes, 21 de octubre de 2011

XXXIV Domingo: Solemnidad de Cristo Rey del Universo

Moniciones para l a Misa


Tiempo Ordinario-Ciclo A

XXXIV Domingo: Solemnidad de Cristo Rey del Universo

"El día del Señor llegará como un ladrón en la noche"


Monición de entrada:


Muy buenas (noches, días, tardes) El año litúrgico se cierra hoy con los esplendores de la fiesta de Nuestro Señor Jesús, Rey del Universo. La institución de esta fiesta es relativamente moderna: la proclamó el Papa Pío XI, al finalizar el año santo de 1925, para expresar que Jesús está en el principio y en la plenitud de nuestra fe. Después del Concilio Vaticano II (1965) dicha fiesta se celebra el último domingo del tiempo ordinario.

La liturgia de hoy contribuye a darnos un cuadro bastante completo del sentido de la realeza de Cristo, que no es puramente la afirmación de su soberanía y su dominio sobre los seres humanos y sobre las cosas, sino sobre todo una afirmación de su amor. Su reinado es un reinado participativo, al que invita a todos los creyentes.

Primera Lectura: Ezequiel 34, 11-12.15-17 (El Señor Pastor de Israel)
Dentro de poco escucharemos la primera lectura y ella el profeta Ezequiel nos presenta a Dios como un pastor bondadoso, una imagen que Jesús recogerá para presentársenos a sí mismo como nuestro Buen Pastor.

Segunda Lectura: I Corintios 15, 20-26ª.28 (Cristo devolverá el reino de Dios Padre)

La resurrección de Jesús es el primer paso hacia el reino de Dios, hacia la plenitud que también nosotros esperamos vivir, cuando Dios lo será todo para todos, escuchemos este mensaje en palabras del apóstol San Pablo.


Tercera Lectura: Mateo 25, 31-46 (Parábola del juicio final)

La pregunta que hoy nos planteamos es la siguiente ¿qué debemos hacer para alcanzar el reino de Dios? Jesús mismo en el texto evangélico que ahora escucharemos nos dará pistas para responder a esta pregunta. Escuchemos atentamente la Buena Noticia de hoy, pero antes aclamemos al Señor con el Aleluya.

Oración Universal

A cada petición contestaremos: "Venga a nosotros tu reino, Señor"

Por el Papa, los obispos, sacerdotes y diáconos, religiosos y religiosas, para que cuiden el rebaño a ellos encomendado y busquen a los descarriados. Roguemos al Señor...

Por nuestra comunidad, nuestra parroquia y nuestra diócesis, para que Jesucristo sea modelo y ejemplo de nuestra actuación. Roguemos al Señor...

Por los pobres y necesitados, para que sepamos descubrir a Cristo Jesús en el rostro de la persona maltratada y necesitada. Roguemos al Señor...

Por cada uno de nosotros, para que reconozcamos a Jesucristo como Rey de nuestras vidas y nuestros corazones. Roguemos al Señor...

Por nuestros jóvenes, para que de entre ellos surjan las vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal que necesitan la Iglesia y el mundo de hoy. Roguemos al Señor...
 

Si te ha gustado esta reflexión, regálanos un click aquí

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.


Nota: en este servicio podrá aparecer publicidad.  Queremos aclarar que no está bajo nuestra responsabilidad, gracias a esos anuncios, este mensaje te llega gratuitamente.

XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A

Moniciones para la Misa


Tiempo Ordinario-Ciclo A

XXXIII Domingo

"El día del Señor llegará como un ladrón en la noche"


Monición de entrada:

Muy buenas (noches, días, tardes) La Palabra de este domingo nos urge a la vigilancia productiva y al trabajo, mientras esperamos al Señor. El destinatario de la parábola de los talentos que hoy escucharemos es la comunidad cristiana, el nuevo pueblo de Dios, así como cada uno de sus miembros, a quienes se encarece la vigilancia fructífera en el tiempo eclesial de la espera, mientras se demora la vuelta del Señor.

Primera Lectura: Proverbio 31,10-13.30-31 (Elogio de la perfecta ama de casa)
En esta primera lectura, del libro de los proverbios, escucharemos el elogio de un sabio del Antiguo Testamento a una buena esposa. Elogio basado en la capacidad de trabajo y en la fe confiada en el Señor.
Segunda Lectura: I Tesalonicenses 5, 1-6 (El día del Señor llegará como un ladrón en la noche)
San Pablo sigue aclarando las dudas a la comunidad de Tesalónica sobre el fin de los tiempos. Específicamente las que le plantean la fecha precisa sobre el retorno del Señor. Imposible saber el día ni la hora, se debe estar preparado, porque puede llegar en cualquier momento, como ladrón en la noche.
Tercera Lectura: Mateo 25, 14-30 (Parábola de los talentos)
Escucharemos un interesante pasaje, tomado del capítulo 25 de San Mateo, donde se recogen varios textos que insisten en la necesidad de vigilar para estar preparado cuando el Señor llegue definitivamente. La parábola de los talentos va en esa misma línea, y remarca concretamente que la vigilancia debe ser activa y comprometida.
Oración universal
A cada petición contestaremos: "Señor, mantennos vigilantes"

Por el Papa, los obispos, sacerdotes y diáconos, para que con su palabra y ejemplo sean estímulo de fe y esperanza para el pueblo cristiano. Roguemos al Señor...

Por nuestra parroquia comunidad, para que todos los que la formamos seamos conscientes y generosos en nuestra aportación económica. Roguemos al Señor...

Por los que sufren a causa de la soledad, la enfermedad, el hambre o la pobreza, para que no les falte la ayuda de los que pueden hacer más llevadera su situación. Roguemos al Señor...

Por los que estamos aquí reunidos, para que cuando termine nuestro peregrinar en este mundo, el Padre de la misericordia nos reciba con nuestros hermanos difuntos en el banquete de su reino. Roguemos al Señor...

Por nuestros jóvenes, para que de entre ellos surjan las vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal que necesitan la Iglesia y el mundo de hoy. Roguemos al Señor...
 

Si te ha gustado esta reflexión, regálanos un click aquí

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.


Nota: en este servicio podrá aparecer publicidad.  Queremos aclarar que no está bajo nuestra responsabilidad, gracias a esos anuncios, este mensaje te llega gratuitamente.

XXXII Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A

Moniciones para la Misa
Tiempo Ordinario-Ciclo A
XXXII Domingo

"Encuentran la sabiduría los que la buscan”

Monición de entrada:

Muy buenas (noches, días, tardes) Nos estamos acercando al final del año litúrgico, por eso la Palabra de Dios adquiere hoy una particular importancia. Hoy es un día de serena reflexión y de profunda oración. El Señor llega, casi de repente, y es muy importante mantenernos vigilantes.


Primera Lectura: Sabiduría 6, 13-17 (Encuentran la sabiduría los que la buscan)

La sabiduría es imaginada como una persona (una mujer) a la que se ha de buscar y amar. La búsqueda de la sabiduría, es decir, la búsqueda del camino de Dios, es el único objetivo que podemos tener en la vida. Y el que busca sinceramente ese camino, sin duda que lo encontrará.


Segunda Lectura: I Tesalonicenses 4, 12-17 (A los que mueren en Cristo, Dios los lleva con Él)

Pablo, en la primera carta a los tesalonicenses, asegura que en el momento oportuno los que ya han muerto resucitarán y encabezarán la comitiva que avanzará hacia el lugar de la estancia definitiva con el Señor. También Pablo nos recuerda en esta segunda lectura la promesa de Dios, escuchen atentos este mensaje.


Tercera Lectura: Mateo 25, 1-13 (Parábola de las diez doncellas)

Vamos a escuchar una parábola, tomada de San Mateo, este texto nos presenta un rico mensaje: “Velen porque no saben el día ni la hora”. De esta manera la luz viva de las lámparas se convierte en signo de la fe y de la esperanza vigilante. Presten mucha atención a este mensaje, pero antes entonemos el aleluya.


Oración universal

A cada petición contestaremos: "Escúchanos, Señor"
Por la Iglesia, para que se mantenga siempre a la expectativa del reino de Dios con sus lámparas encendidas. Roguemos al Señor...
Por nuestra comunidad, para que celebrando la memoria del Señor hasta que Él vuelva, permanezcamos en vigilancia activa. Roguemos al Señor...
Por los sacerdotes, religiosos y religiosas, para que sean constantes en la búsqueda de la verdad y mantengan sus lámparas encendidas con su testimonio de vida. Roguemos al Señor...
Por nosotros los aquí reunidos, para que tengamos sabiduría para hacer lo que tenemos que hacer y no lo dejemos para mañana. Roguemos al Señor...
 
Si te ha gustado esta reflexión, regálanos un click aquí
Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.
Nota: en este servicio podrá aparecer publicidad.  Queremos aclarar que no está bajo nuestra responsabilidad, gracias a esos anuncios, este mensaje te llega gratuitamente.

XXXI Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A

Moniciones para la Misa
Tiempo Ordinario-Ciclo A
XXXI Domingo
"Deseábamos darles el evangelio y nuestra vida"

Monición de entrada:

Muy buenas (noches, días, tardes) En toda comunidad cristiana se necesitan pastores que sirvan al pueblo de Dios. Éstos deben mostrar a cada comunidad y cada uno de sus inte grantes, el amor de Dios para con su pueblo. Por eso están llamados a ser modelos del "rebaño" a ellos encomendado. Por otro lado, la comunidad tiene la responsabilidad de ayudar a sus pastores, de acogerlos y brindarle su amistad y solidaridad.


Primera Lectura: Malaquías 1, 14b-2,2b.8-10 (Apóstrofe a los sacerdotes indignos)

El profeta Malaquías advierte a los sacerdotes del pueblo judío cómo deber ser su comportamiento ante Dios y ante su pueblo. Escuchemos.


Segunda Lectura: I Tesalonicenses 2, 7b-9.13 (Deseábamos darles el evangelio y nuestra vida)

El apóstol trata con dedicación y afecto a la comunidad que ha evangelizado. El ministerio de San Pablo en la comunidad de Tesalónica se basó en el amor, no en la autoridad. Pablo quiso ganar su propio sustento para de esa forma ser ejemplo de trabajo. Presten atención.


Tercera Lectura: Mateo 23, 1-12 (No hacen lo que dicen)

El mensaje que en el Evangelio de hoy dirige Cristo a la gente y a sus discípulos distinguimos dos partes: primera. Acusación a los letrados y fariseos, que eran los dirigentes del judaísmo oficial de su tiempo. Y la segunda, instrucción a los discípulos sobre su comportamiento en comunidad. De pie, por favor para proclamar el Evangelio, pero antes cantemos.


Oración Universal

A cada petición contestaremos: ‘"Te rogamos, óyenos" 
Por la Iglesia, para que se purifique interiormente y dé testimonio de lo que predica, sirviendo con humildad. Roguemos al Señor...
Por los gobernantes de las naciones, para que sepan aceptar humildemente las críticas y trabajen honestamente por el bien de su pueblo. Roguemos al Señor...
Por nuestra comunidad, para que seamos sinceros unos con otros, comprensivos con todos, sin pretender ser más que los demás. Roguemos al Señor...
Por los enfermos y ancianos, para que reciban nuestra ayuda y consuelo no solamente espiritual sino humano y fraternal. Roguemos al Señor...
Por cada uno de nosotros aquí reunidos, celebrando la Eucaristía, para que cada día seamos más humildes, aceptemos a los demás sin reparos y reconozcamos nuestras limitaciones. Roguemos al Señor...

 
Si te ha gustado esta reflexión, regálanos un click aquí
Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.

Nota: en este servicio podrá aparecer publicidad.  Queremos aclarar que no está bajo nuestra responsabilidad, gracias a esos anuncios, este mensaje te llega gratuitamente.