Estamos abiertos a recibir sugerencias y comentarios. Contáctanos: tocandopuertas20@gmail.com

martes, 21 de diciembre de 2010

Tiempo de navidad Ciclo a Natividad del Señor misa de media noche

Natividad del Señor
Media noche

Monición de entrada

FELICIADADES HERMANOS Y HERMANAS.  En esta noche estamos reunidos en el señor.  Si miramos hacia fuera podemos ver las tinieblas que simbolizan la vida sin Cristo.  Nuestro templo, está brillante y festivo, nos dice que Cristo es la LUZ y está entre nosotros.  Imploremos la misericordia de Dios, para que esta noche de fiesta, nos traiga la paz y a la alegría a nuestro pueblo.  Recibamos a los ministros de esta  gran celebración, poniéndonos de pie y cantando con alegría.

Primera Lectura (Isaías 9, 2-7)

El pasaje de Isaías, en su mensaje de hoy nos habla sobre los tiempos de tinieblas, de miedo de opresión.  Sin embargo hubo un gran cambio, con el nacimiento de un niño, que como LUZ en medio de la oscuridad nos iluminará a todos.  Esta luz es Cristo, Dios con nosotros, nuestro Redentor.  Presten atención a este mensaje.

Segunda Lectura (Tit 2,11-14)

Cristo se encarna en el mundo para constituirse mediador entre Dios, su padre y los seres humanos.  El Apóstol Pablo, en la cara a Tito nos invita a cooperar con las gracias del Señor, hasta su retorno.  Oigamos.

Tercera Lectura (Lc 2, 1-14)

San León Magno nos dijo: “      NO PUEDE HABER TRISTEZA, CUANDO ACABA DE NACER LA VIDA”.  Hermanos y hermanas les traigo una buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo.  Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, el Mesías, el Señor.  Escucharemos ahora la Buena Nueva, pero antes cantemos jubilosos el Aleluya.

Oración Universal
  • Por la Iglesia, para que sea luz del mundo y signo del amor de Dios.
  • Por el Papa, los obispos, sacerdotes y religiosos, para que anuncien con valentía la Buena Nueva y lo hagan con el ejemplo de sus vidas.
  • Por los que gobiernan los pueblos, especialmente los nuestros, para que ellos promuevan la justicia y la paz.
  • por nuestras familias para que aprendamos a recibir a Cristo y compartir nuestros bienes con los más pobres.
  • Por nosotros, los aquí recibidos, en torno al banquete de la Eucaristía, para que nos llenemos de la verdadera paz y el amor de Cristo Jesús, nacido para nuestra salvación.

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada